26/2/16

La candidatura ucraniana provoca la reacción de la prensa internacional


Empecemos por la historia personal que ha llevado a Jamala a componer 1944. Susana Jamaladinova, que es como se llama verdaderamente, nació en 1983 en la ciudad de Osh, en Kirguistán. Jamala es de origen tártaro proveniente de Crimea, península ucraniana que sufrió una deportación masiva en 1944 conocida como Sürgün.


Alrededor de 250.000 personas fueron obligadas al exilio acusadas de ayudar a los nazis, bajo las órdenes del Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética y presidente del Comité de Defensa Estatal, Joseph Stalin, siendo repartidas en países como Rusia, Turquía, Uzbekistán o Kirguistán. A la gran mayoría de estos exiliados no se les permitió regresar a Crimea hasta mediados de 1980.

"Aquel terrible año cambió para siempre la vida de una mujer frágil, mi bisabuela Nazylkhan. Su vida nunca volvió a ser la misma", explicó Jamala antes de la final nacional. Nazylkhan tenía cuatro hijos y una hija que fueron deportados junto a ella. La niña murió durante el viaje y nunca pudo ser enterrada.

"Esta es mi historia, la historia de esa gente como mi bisabuela me la contó. Necesitaba esta canción para liberarme a mi misma, para venerar la memoria de mi bisabuela y la de esa niña que nunca tuvo sepultura". La cantante vivió toda su infancia en Kirguistán hasta que en 1991 Ucrania se independizó y pudo regresar a su lugar de origen.

REPERCUSIÓN INTERNACIONAL

Esta candidatura no ha estado exenta de polémica y numerosos medios de prensa se han hecho eco de la canción de Jamala. La BBC indica que 1944 "siembra tensiones políticas ya que llega dos años después de la anexión de Crimea a Rusia", aunque la canción no llega a mencionarlo explícitamente.

El portal The Independent afirma que la canción podría plantear la cuestión de manera implícita, ya que algunos tártaros de Crimea se quejan de que la opresión hacia ellos ha incrementado tras la anexión. Incluso la revista estadounidense Billboard ha destacado las primeras líneas de la canción en las que habla de "cuando los extraños llegan, llegan a tu casa; os matan a todos dentro y dicen: nosotros no somos culpables".

ECO EN ESPAÑA

Los titulares en los periódicos españoles no se han quedado atrás y algunos como ABC proclaman que "Ucrania traslada el conflicto de Crimea a Eurovision". El Diario afirma que "Ucrania envía a Eurovision una canción crítica con Rusia" e incluso El Mundo declara que el país de Jamala quiere 'liarla' en Eurovision con una canción crítica con la URSS.

NORMAS DE EUROVISION

Las normas del Festival de Eurovision son bastante claras al respecto: "Letras, discursos, gestos políticos o de naturaleza similar no serán permitidos". Estas normas ya han sido llevadas a cabo en varias ocasiones.

En 2005 fue precisamente Ucrania quien tuvo que modificar la letra de Razom nas bahato ya que había sido utilizada como himno de la Revolución Naranja. En 2009, Georgia fue descalificada con la canción We Don't Wanna Put In, considerada como una burla al Primer Ministro ruso Vladimir Putin. El año pasado, Armenia tuvo que cambiar el título de su canción Don't Deny por el de Face the Shadow, ya que se creía que el primer título era una clara referencia a la matanza en masa de armenios durante la Primera Guerra Mundial que algunos países querían negar.

¿QUÉ OPINA JAMALA AL RESPECTO?

Al ser preguntada por esta controversia, la cantante ha asegurado que ella nunca hubiera publicado una canción a medio acabar y considera que 1944, tal cual está, será enviada como producto final a la organización de Eurovisión.

Jamala no quiere cambiar el título de la canción, pero afirma que "solo en el caso de que la UER encontrara alguna razón de peso para ver como impropia la canción o el título, plantearía alguna otra opción", pero que por ahora no ve ningún problema en su propuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario