26/10/16

La UER da el visto bueno a Rumanía para Kiev 2017

La Unión Europea de Radiodifusión ha acabado aceptando la candidatura de Rumanía en Kiev 2017, informa el diario local Adevarul, tras varias negociaciones donde el organismo europeo ha impuesto a la TVR la devolución íntegra de la deuda que arrastra con el club desde 2008 y que asciende a un total de 15,3 millones de euros. Este reembolso se hará por plazos, durante los tres próximos años, hasta 2019, y el resto de los gastos contraídos hasta la fecha se saldrarán como muy tarde el último trimestre de 2022. Irina Radu, la máxima dirigente de la televisión rumana, se ha mostrado tajante "no queremos construir castillos de arena, como se hizo en el pasado". 
Al mismo tiempo, el Grupo de Referencia ha instado a la directiva rumana a emprender la reestructuración del servicio de radiodifusión del país este mismo otoño. La propia UER ya ha ofrecido el asesoramiento de sus más altos especialistas, sin ningún coste adicional, con tal de implementar a partir del próximo 17 de octubre varias de las medidas drásticas que necesita la corporación y conseguir liquidar el agujero negro y el despilfarro que el anterior consejo directivo permitió durante más de 10 años. La reorganización, que empezará la semana que viene, afectará en todos los niveles a los seis canales de la TVR, que podrían verse reducidos a tres.

Rumanía espera recuperar la confianza con sus ciudadanos y con la red europea a medio-largo plazo. El mismo Parlamento del país aprobó durante este verano un proyecto de ley para reformular el servicio público, con el objetivo de garantizar su solvencia a partir de los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, la principal fuente de financiación de la televisión rumana, como la de Bosnia y Herzegovina, sigue siguendo un cánon televisivo anual, de los más bajos de Europa y que pocos contribuyentes pagan, por lo que el actual sistema es insuficiente para sufragar todos los gastos de la emisora.

Este sí pero con condiciones llega hoy después que la misma UER expulsara al país este mes de abril de la 61º edición del festival en Estocolmo. Tras varios plazos y prórrogas incumplidas, vino la retirada de su carné de socio del club europeo de radiodifusión y, con ello, la suspensión de la señal y los contenidos concertados con la red europea, como los derechos de emisión de la Eurocopa 2016 o los recientes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Radu cogió el timón de la TVR ese mismo mayo eurovisivo y prometió resolver la situación nada más iniciar su mandato, en un contexto de auténtico caos, costara lo que costara y cayera quien cayera.

Rumanía lleva consigo 19 participaciones en la superproducción europea, la mayoría de ellas ostentando la segunda mitad de la tabla. No obstante, el primer éxito del país llegó en Kiev 2005, cuando los rumanos consiguieron su primer bronce en la gran final con Luminita Anghel y su canción Let me try, que se hizo, además, con el oro en la fase de semifinales de aquella edición. Doce años más tarde, todas las miradas se diriguen ahora hacia Ovidiu Anton, que tras quedarse con la miel en los labios el año pasado, podría aterrizar en Kiev 2017 y conseguir un nuevo gran puesto para su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario